Articles

Mi Convivencia Teológica

In artículos teológicos on marzo 3, 2012 by cesaito27

El noticiario teológico y el punto de encuentro con la teología

VIERNES, MARZO 02, 2012

La mujer y su participación eclesial

¿Qué posiciones ministeriales puede la mujer ocupar en la iglesia de acuerdo con la Biblia?  ¿Cuál debe ser la participación de la mujer en las reuniones de la iglesia?

Según la Biblia la mujer puede ocupar las siguientes posiciones ministeriales:
Diaconisa. Aunque parece que la diaconía es un rol solamente para hombres (1 Ti. 2:11-13) encontramos: “…nuestra hermana Febe, diaconisa de la iglesia” (Ro. 16:1).  La palabra para “diaconisa” indica la idea de “sierva” o ayudante de otros en necesidades (Ro. 16:2).
Profeta. En ambos testamentos hay referencias de mujeres como profetas:   “…una profetisa llamada Débora” (Jue. 4:4); “una profetisa, Ana” (Lc. 2:36); “Felipe el evangelista…  tenía cuatro hijas solteras que profetizaban” (Hch. 21:8-9).  Es probable que el oficio de profeta hoy esté cumplido en la persona que predica la Palabra.   Esto implica que a veces es válido a la mujer dar un mensaje público.   Aunque normalmente es la responsabilidad del varón (1 Ti. 3:1-2).
Profesora. Pablo da un ejemplo de este rol:   “A las ancianas… Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos,   a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios” (Tit. 2:3-5).   El servicio didáctico de la mujer, usualmente entre otras mujeres, jóvenes y niños es esencial para el bien de la iglesia.
Fortalecedora de la obra.   Especialmente la mujer ministra en la iglesia para soportar y proveer a otros.  Esto ha sido desde la creación:   “No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada” (Gn. 2:18) y ha persistido en la obra de parejas en la iglesia:  “Priscila y a Aquila, mis compañeros de trabajo en Cristo Jesús” (Ro. 16:3). Es notable que Cristo y los apóstoles recibían apoyo esencial de mujeres:  “Juana… Susana y muchas más que los ayudaban” (Lc. 8:3).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: