Articles

LA HISTORIA DEL PENTECOSTALISMO

In historia on abril 2, 2012 by cesaito27

LA HISTORIA DEL PENTECOSTALISMO

  Por. José M. Velázquez *

La historia del movimiento Pentecostés es la historia que muchos de nosotros hemos vivido y hasta hemos sido testigos; lamentablemente, nos ha tocado ser testigos de algunos estragos que ha causado dentro de nuestras iglesias. Como pastores reformados hemos vivido la experiencia de la explosión carismática dentro de algunas de nuestras iglesias. Y nos vemos forzados a tratar de entender y juzgar si este movimiento, es un amigo fraternal, o un enemigo, o quizá sea neutral a la fe Reformada. Pero sin duda que ya hemos tenido noticias de algunas iglesias que han intentado combinar la fe Reformada con el carismatismo y aunque en un principio parece todo un éxito el final es una iglesia dividida. Yo recuerdo de un pastor que insistía que se podía complementar la doctrina presbiteriana con el fervor carismático. Y al final este pastor acabó rematando sus libros de teología presbiteriana e intentando resucitar muertos.
La historia de Pentecostalismo es por demás extravagante. Si uno es parte del movimiento o está contra él, de cualquier manera es de asombrarse con el hecho de que un movimiento que inició tan sólo hace 100 años entre un puñado de personas de la clase pobre ha invadido casi toda la cristiandad; de tal manera que se han vuelto la “tercera fuerza” del cristianismo, y ha cautivado lo mismo a reformados que a evangélicos, y aun a los “llamados católico – romanos”. La historia de Pentecostalismo no sólo es interesante sino reveladora. Y no será suficiente con analizar este movimiento, sino que debe recordarse que nuestra preocupación en esta conferencia, en obediencia a la orden del apóstol, debemos como dice la Escritura: “… no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios…” (1Juan 4:1). Mi participación en esta conferencia no tiene la intención de polemizar. Sino de presentar los hechos tal cual son y de acuerdo a los testimonios que los escritores de este movimiento han presentado a la opinión pública. El movimiento Pentecostés puede decirse que fue concebido en el Instituto Bíblico Bethel en Topeka, Kansas en el Día de Año Nuevo, de 1900, pero nació al mundo en la Calle de Azusa en Los Ángeles, California en 1906. En esta ocasión el predicador itinerante Charles Fox Perham colocó las manos sobre Inés Ozman, para que ella recibiera el Bautismo del Espíritu Santo como una segunda obra de la gracia. Inés recibió el bautismo y como evidencia de ello habló en lenguas.
El predicador que trajo el Pentecostalismo al mundo fue el Pastor W. J. Seymour. Él puso las manos en las personas de su pequeño grupo, y ellos recibieron el Bautismo del Espíritu Santo y hablaron en lenguas. Los avivamientos siguieron noche a noche durante varios años. Y mientras Seymour permanecía sentado detrás del púlpito la reunión se volvía toda una algarabía en el salón. Y poco a poco la reunión alcanzaba un tono salvaje: Unos emitiendo sonidos guturales, otros rodando por el suelo, algunos se azotaban y yacían como en trance, otros lloraban, o se reían a carcajadas, y había quienes se convulsionaban. Pronto, muchas personas acudían a las reuniones de la Calle de Azusa del movimiento Pentecostal en Kansas. Venían de todas partes de los Ángeles, de California, de Estados Unidos, y de todo el mundo, para conseguir el Bautismo del Espíritu Santo y llevarlo a casa. El resultado directo fue la formación del movimiento de Las Asambleas de Dios en 1914 que fue el movimiento diseminador del Pentecostalismo. De 1900 hasta alrededor de 1960, las enseñanzas y prácticas de los pentecostales estuvieron confinadas al movimiento Pentecostés. Mientras que las iglesias establecidas miraban hacia abajo a estas iglesias pentecosteses con el mote de los “santos rodadores”. Pero esto cambiaría más tarde,
entre finales de 1950 y principios de 1960. Los años de la década de 1960 vieron la expansión de las doctrinas del Pentecostalismo y sus prácticas dentro de todas las denominaciones establecidas: Bautistas, luteranos, presbiterianos, e incluso la Iglesia Católica Romana. Éste es el movimiento carismático, o de la renovación carismática. Es decir, que el movimiento carismático simplemente es la introducción del Pentecostalismo dentro de las iglesias establecidas. Este es el nombre que las iglesias establecidas prefieren para no ser llamadas pentecostales. Y la sugerencia es que en estas iglesias se da énfasis a los dones especiales, o “charismata”; también el carismatismo es conocido como neo – pentecostalismo.
CONCLUSION
El Pentecostalismo o carismatismo o neopentecostalismo, como suele llamársele deriva directamente de la teología del predicador inglés John Wesley, fundador del llamado movimiento metodista. Wesley enseñaba que una “segunda bendición” en la vida y experiencia del cristiano eran absolutamente necesarias. Según Wesley, hay un segundo trabajo de la gracia en el cristiano, el cual viene después de la conversión para situarlo en un nivel más alto de la salvación: el nivel de una “perfección pura”. Este segundo trabajo de la gracia es un acto dramático en la experiencia de uno, en un cierto momento de la vida. La segunda bendición es más importante que la primera, la cual da el perdón de pecados, pero nada más. Wesley enseñó que esta segunda bendición que él llamó la “santificación completa”, debe ser buscada y anhelada por cada cristiano. Para que el Espíritu Santo conceda esta gloriosa experiencia, se deben cumplir ciertas condiciones.
En América la enseñanza de la segunda bendición dio como resultado el “Movimiento de Santidad” en los 1800s con el avivamentismo. Se celebraron las reuniones de “avivamiento” como ellos solían decirle, con el propósito de buscar que el Espíritu concediera esa segunda bendición de santidad perfecta; y así poder disfrutar de una vida cristiana más alta, espiritualmente hablando. Uno de los evangelistas principales que predicaba este trabajo, supuestamente más maravilloso del Espíritu Santo, era Charles Finney. A estos avivamientos, le acompañaron la recepción de la segunda bendición que se manifestó en un fenómeno extraño al cual llamaron el Bautismo del Espíritu Santo. Dejando así muy atrás la enseñanza de Wesley de una vida de santidad perfecta, la cual el carismatismo cambió, por una experiencia mística llena de portentos extraordinarios. Los actuales movimientos pentecosteses más connotados en la república son: Las Asambleas de Dios; la I.C.I.P (Iglesia Cristiana Independiente Pentecostés); la F.R.A.P.I. (Fraternidad Pentecostés Independiente; entre otros movimientos. De estos tres mencionados cuenta con más de 1000 iglesias cada movimiento.
Fuente: Enviado por mi amigo y colega: Dr. Jose M
* mejicano, Pastor presbiteriano y Decano Académico de laUniversidad Juan Calvino
IGLESIA PRESBITERIANA INDEPENDIENTE “EL MESIAS” Afiliada a la I.P.I.M. SGAR 1429/94 Coyoacán C.P. 01400 México, D.F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: